• Inicio
  • Mapa web
  • RSS
  • Contacto
Miércoles, 19 de Junio de 2019
05:39:00
Advertencia
  • Política de cookies

    Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

La exposición "Líneas en oro. Caligrafía otomana" permanecerá en el Real Alcázar de Sevilla hasta el próximo 15 de junio

 

Detalle de pieza expuesta en la Exposición
Detalle de pieza expuesta en la Exposición

Las salas altas de la Montería del Real Alcázar de Sevilla acogieron el pasado 4 de abril la inauguración de la muestra “Líneas en oro. Caligrafía Otomana del Museo Sakip Sabanci de Estambul” por parte de la Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, y Güler Sabanci, presidenta de la compañía Sabanci.

La exposición está patrocinada por Sabanci Holding, uno de los mayores grupos empresariales de Turquía y promotor de la Sakip Sabanci University de Estambul, a la que pertenece el Museo Sakip Sabanci (SSM), y la Fundación El Legado Andalusí. Su paso por Sevilla ha sido posible también gracias a la colaboración del Ministerio de Cultura, organizador de la exposición en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y “PopArt Acción Cultural” ha estado a cargo de la itinerancia de la muestra en España.

Hasta el 15 de junio se puede admirar una selección de 96 piezas de esta prestigiosa colección de caligrafía. La colección ha sido expuesta hasta la fecha en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York en 1998, en el Museo del Louvre de París en 2000, en el Deutsche Guggenheim de Berlín en 2001 y en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en 2008. Esta colección consta de casi 400 piezas de extraordinario valor, que ofrecen una visión completa del arte caligráfico otomano durante un periodo de 500 años, del siglo XV al XX. Entre ellas destacan: Coranes manuscritos, libros de oración, paneles caligráficos, documentos imperiales e instrumentos caligráficos.

Filiz Çagman y Nazan Olçer, conservadora y directora del  SSM, respectivamente, son las comisarias de la muestra.

Aquí pueden verse seis tipos diferentes de caligrafías y algunas están realizadas por los mismos sultanes ya que siempre se ha considerado un arte muy refinado. En la Universidad Sabanci se imparten actualmente cursos de caligrafía islámica para evitar que la disciplina se pierda”, señaló Nazan Olçer, directora del Museo Sakip Sabanci. Además de las ilustraciones de los libros sagrados de pequeño formato (como el copiado por el príncipe Korkut en el año 1500), la muestra incluye documentos imperiales (ferman) en los que el sultán plasmaba su propia firma, así como diferentes dibujos y adornos. La pintura aparece en la exposición con varios óleos casi todos del siglo XIX además de estuches de madera, carey y marfil, escribanías, tinteros y un instrumento con la punta de rubí para pulir las ilustraciones doradas. Contempla también paneles de caligrafía monumental que se colgaban en las paredes de las casas en la capital de Estambul durante el siglo XIX como consecuencia de la creciente influencia europea y otros ejemplos de pintura otomana al estilo occidental. Por último, se exhiben, igualmente, al público varios documentos oficiales de la época otomana escritos en el estilo diwani. Pese a que los calígrafos de estos escritos suelen ser anónimos, los documentos ocupan un lugar importante dentro del arte de la caligrafía.

En palabras de Güler Sabanci: “ésta es una de las mejores exposiciones que hemos realizado con nuestros fondos. A la selección de las mejores piezas se unen un cuidadoso montaje y el que se realice en este palacio, donde se aprecia una perfecta comunión con el arte y la vida islámicas”.

Caligrafía: la base del arte en el mundo islámico

El arte de la caligrafía está en el corazón mismo de la civilización islámica. La escritura, y especialmente la caligrafía, han desempeñado siempre un papel clave en el arte islámico. La caligrafía otomana tuvo su edad de oro a partir del año 1453, año en el que Constantinopla, rebautizada Estambul, fue conquistada por los otomanos. Este arte, transmitido de maestro a discípulo y de generación en generación, sigue siendo practicado por grandes artistas, especialmente en Estambul, centro floreciente de  actividad artística. A lo largo de los siglos se han desarrollado distintos estilos de caligrafía, manteniendo siempre las normas básicas del equilibrio, la elegancia y la armonía.
 

Comparta esta noticia

Nuestros canales de comunicación

Boletín de noticias

Regístrese y reciba las noticias y novedades de El legado andalusí directamente en su correo:

Servicio ofrecido por FeedBurner. Se requerirá correo de verificación